N. presenta a P-Laco

A pesar de favorecer el verso,  N. reconoce el alcance que puede tener la narrativa en ciertos ámbitos. Por ello, N. anuncia que ha abierto este espacio a lo que P-Laco llama instantes narrativos.

Instante 1

 

Po po po poker face. Máscaras de logos que se presentan hasta en la nueva artista que sale en una de cada dos estaciones que reciben nuestras máquinas rodantes, mientras esperamos rodeados de seres humanos encapsulados en otras máquinas rodantes. Mismos seres a quienes, si nos dirigimos, probablemente será para dirigir una mirada llena de sentimiento, de rabia, de furia.  Sentimiento tristemente justificado y mediado por la razón: dirigió su máquina hacia la mía. Po po po poker face.

3 comentarios:

Montse Reyes Orraca dijo...

Me agrada la "narrativa" de P-Laco. Es bueno que N. le dé la oportunidad y el espacio de expresarse. Ahora dejemos que el mundo entero se entere de lo que el catastroformismo es, lo que hará, lo que será.
Bajemos por las piedras, subamos por las ruinas de las instituciones...

Jonathan Camargo dijo...

Me parece excelente qué P-Laco haya decidido contribuir, aunque sea de manera breve, con estos instantes narrativos. Hay veces que, enfrentados por las máquinas rodantes de otros, no queda más que el poker face.

N. dijo...

N. les agradece sus comentarios y puede asegurarles que P-Laco también.

En cuanto a las máquinas rodantes: uno puede voluntariamente estrellar la suya contra la otra. N. siempre ha querido hacer eso. Claro que, sería injusto en todos los sentidos de la palabra.