Aforismo XIX

 

N. presenta un nuevo aforismo de Igui.

800px-Caravaggio_-_San_Gerolamo

San Jerónimo escribiendo (San Gerolamo) de Caravaggio

No me satisface una torre de marfil. De lodo, tabique y estiércol construyo un altar al memento mori.

6 comentarios:

Arturo dijo...

Pues si, ¿el marfil qué?...

El Rufián Melancólico dijo...

Y pues dicen que así nación la arquitectura orgánica. Dicen.

Talamentes dijo...

También hay que vivir...

N. dijo...

Arturo (VIR): El marfil es frío e impersonal. A N. no le gusta lo frío e impersonal.

N. dijo...

El Rufián Melancólico (VIR): A N. y a Igui les han comentado que lo orgánico está de moda. ¿Eso traerá lectores?

=)

N. dijo...

Talamentes (VIR): ¿Qué es vivir? N. e Igui piensan que la ambigüedad de la frase implica que en el aforismo está excluido el acto de vivir. Sin embargo, el aforismo habla de construcción. ¿Se puede construir desde el no-ser?

=)