Tercer Aforismo

N. presenta un tercer aforismo de Igui.

 

Lo opaco atrae por su insuficiencia. Lo que refleja atrae por su exceso.

14 comentarios:

Adrián López~Cruces dijo...

¡No inventes! Estoy por publicar un seudocuento en el que los conceptos de "opacidad" y "reflejo" son centrales.

«Bueno, ¿eso a mí qué?» podrás decir, pero es que ese tipo de inesperadas consonancias siempre me asombran :D.

Un abrazo.

La Maga dijo...

Lo opaco atrae por su inasibilidad. ¿Cómo no sentirse seducido por lo ambiguo?. Lo que brilla es demasiado evidente: me aparto de lo predecible.

((... ... ...))

Feo T. dijo...

Así es que lo cotidiano, lo mundano, se vuelve rutina y aburre, lo damos por hecho y lo devaluamos. Amame, odiame, pero no me mates con tu indiferencia.



¡Sonríe!

Peyote dijo...

Más es más, eso es lo bueno de los excesos.

efterklang dijo...

Que bien que ya tienes muchos seguidores chica, el chango se pone feliz por ti!

Creo que a diferencia del dicho popular de que todos los excesos son malos, yo digo que no tanto!

Saludos

N. dijo...

Adrián López-Cruces (VIR): Eso a N. e Igui les importa porque es una lectura, interpetación e identificación con el aforismo. N. e Igui se preguntan ¿dónde publicarás el cuento?

Saludos. =)

N. dijo...

La Maga (VIR): N. e Igui piensan que los mecanismos a través de los cuáles nos relacionamos con los otros son diversos. Por eso, Igui no jerarquiza entre lo opaco y lo que refleja.

N. dijo...

Feo T.: A N. y a Igui les agrada tu lectura pues les ha dado una mirada diferente -y similar- sobre el aforismo de Igui.

Saludos. =)

N. dijo...

Peyote (VIR): Entonces, N. e Igui se imaginan que te inclinas por el reflejo.

Saludos. =)

N. dijo...

efterklang (VIR): N. también está muy feliz de tener más lectores. N. agradece tus constantes lecturas.

N. e Igui piensan que el punto medio es importante, pero que un exceso del punto medio es también dañino.

Dr. Dulcamara dijo...

Increible N. ya no cabe duda, Dulcamara Inc. va a tener que publicarte un libro.

Saludos

N. dijo...

Dr. Dulcamara: N. e Igui agradecen el comentario.

N. tiene muchas ganas de publicar por lo menos uno de sus libros.

Saludos. =)

Adrián López~Cruces dijo...

No pues yo estaba usando "publicar" en su sentido más lato. Ya está en Deíknymi y se llama "La luz no es".

Pero insisto en que fue más que una afinidad literaria: estaba yo capturando el texto cuando me di cuenta de que había una parte que no me gustaba nada. Estaba atorado y no se me ocurría cómo resolver el nudo. Decidí dar una vuelta en la blogósfera para despejarme y ahí estaba el tercer aforismo.

Bajo el influjo de esta materialización de la armonía leibniziana acabé el cuento (aunque no empleé el aforismo directamente, de hecho yo ocupé "opaco" en otro sentido).

Me honraría que ─si disponen de tiempo─ N. e Igui lo lean.

Un saludo y yo ya quiero apartar un ejemplar de ese libro cuya aparición ya es justa y necesaria.

N. dijo...

Adrián López Cruces (VIR): N. e Igui te aseguran que pasarán por tu blog a leer tu cuento.

N. apartará el ejemplar (¿saldrá? N. se debe 10 pesos).

Saludos.