Los últimos

 

Hoy, 24 de febrero, se cumplen 201 años de la muerte de G.C. Lichtenberg. N. concluirá esta serie publicando no uno, no dos… sino tres aforismos del autor.

N. espera que la lectura de Lichtenberg haya resultado placentera y que se animen leerlo más allá del no-blog.

 6a00e55019df85883300e553d1b9388834-800wi

 

Se habla mucho de la Ilustración y se desean más luces. Pero, ¿de qué sirve tanta luz, Dios mío, si la gente no tiene ojos, o, si los tiene, los cierra intencionadamente?

---…---…---…---

Lo que más frena la tensión de nuestros impulsos es ver en posesión de la fama a gente que, estamos convencidos, es indigna de ella.

---…---…---…---

Algo de la fama de los hombres más famosos se debe siempre a la necia miopia de sus admiradores, y estoy convencido de que la conciencia de ser examinados por gente con menos fama, pero más inteligencia que ellas, les amargaría toda su fama a esas personas. El verdadero, plácido disfrute de la vida sólo puede darse en la verdad. Newton, Franklin, ésos sí eran hombres dignos de ser envidiados.

17 comentarios:

AVATAR dijo...

LICHTENBERG, un grande, una luz, como siempre. Gracias N. por compartirlo.

Kentucky Freud Chicken dijo...

*Aplausos*

No tenía el gusto de conocer a Lichtenberg -porque pues, soy un indocumentado-, así que gracias por presentárnoslo.

Amorphis dijo...

Buenísimo y muy interesante. Gracias por la aportación.

Saludos

Roj. I. dijo...

A mí me encanta la ironía de Lichtenberg, con eso de...

"El amor es ciego, pero el matrimonio le restaura la vista"

Arturo dijo...

Justo él ya adivinaba lo que podría pasarnos en la actual Era de la Información. Paradójicamente, entre más luz tenemos (información) más ciegos somos...

Dr. Dulcamara dijo...

Yo te agradezco N. por haberme acercado al pensamiento de Lichtenberg. Confieso que no le había prestado la atención que se merecía.


Saludos.

urbanoyhumano dijo...

Lo leeré entero en el momento apropiado, cuando no cierre desintencionadamente los ojos.

He disfrutado con la serie de aforismos.

N. dijo...

AVATAR (VIR): N. se encuentra feliz al leer los comentarios. El que los lectores del no-blog hayan recibido tan bien esta serie hace que N. sonría. Ya ha planeado una nueva serie para exponer un poco de la obra de otro gran autor, desdichadamente, poco leído.

Saludos. =)

N. dijo...

Kentucky Freud Chicken (VIR): N. piensa que todos somos unos indocumentados, la vida no nos alcanza para documentarnos lo suficiente y vivirla al mismo tiempo. Claro, uno puede documentarse y optar por no disfrutarla demasiado. Pero eso a N. le da un poco de flojera. A N. le agrada escuchar que te ha gustado Lichtenberg.

¡Saludos!

N. dijo...

Amorphis (VIR): De nada, esta serie ha sido muy satisfactoria para N., especialmente por la recepción que ha tenido de parte de los lectores del no-blog.

N. dijo...

Roj. I. (VIR): A N. también le fascina. Le costaba mucho tiempo y trabajo escoger los aforismos adecuados. =)

¡Saludos!

N. dijo...

Arturo (VIR): N. no sabe si ese síntoma es únicamente propio a la Era de la Información, pero definitivamente se ha acrecentado. Lo que si es seguro es que Lichtenberg fue un gran visionario.

Saludos.

N. dijo...

Dr. Dulcamara (VIR): N. reitera, si tuviéramos tiempo para prestarle la atención que merece a todo gran autor, no tendríamos tiempo para disfrutar de la vida y, entre otras cosas, de lo que leerlos aporta.

¡Saludos!

N. dijo...

urbanoyhumano (VIR): N. piensa que ese es el camino más adecuado. No vale la pena leer a un gran autor si no estamos preparados para ello.

¡Saludos!

Don Rul dijo...

Lichtenberg dice eso de la fama porque nunca conoció a Anahí.

Hein? dijo...

.

Esperemos que la intensidad de la luz sea tan grande, que aunque sea, un poco de luz atraviese la membrana de los párpados cerrados.

OSOSOSO

Pero presiona el acelerador de nuestras envidias y calumnias.

OSOSOSO

Afortunadamente, la gente con menos fama y más inteligencia, pocas veces se detiene a examinar a las primeras.

.

Anónimo dijo...

la fama es una puta, la peor.